¿»Hacer las tareas domésticas» cuenta como «hacer deporte»?

limpieza deporte

Limpiar suele ser una tarea ingrata y agotadora. Peor aún, algunas personas ven la limpieza como una tarea degradante e improductiva. Sin embargo, muchos otros la ven como un acto esencial, armonioso, estimulante e incluso deportivo….

¿Limpiar en lugar de hacer deporte?

Muchas personas no quieren hacer deporte por falta de tiempo. Su excusa suele ser que ya hacen las tareas domésticas cada tres días y que eso compensa la falta de actividad deportiva. Uno podría estar tentado de creerles, pero desgraciadamente no es eso lo que ha concluido un estudio irlandés sobre el tema. El estudio ha descubierto que las personas que dicen «hacer deporte limpiando» tienden a ser más pesadas que las que hacen deporte de forma más tradicional. El estudio va aún más lejos: cuanto más tiempo dicen dedicar las personas a las tareas domésticas, más grasa corporal tienden a tener.

Resultados confusos

A primera vista, uno podría preguntarse sobre la seriedad de este estudio, ya que los resultados parecen tan extraños, contraintuitivos e incluso ilógicos. Y sin embargo, bien podría haber una explicación racional a nivel psicológico… En efecto, parece probable que las personas que declaran «hacer deporte limpiando» sobrestimen en gran medida la intensidad y la eficacia de su actividad. En efecto, es mucho más complicado medir el número de calorías quemadas fregando los platos durante 30 minutos que saliendo a correr durante 30 minutos. Así pues, esta sobreestimación podría tener efectos perversos, ya que podría llevar a las personas que creen haber hecho deporte a comer más. Después del esfuerzo, siempre queda la comodidad. Pero cuando se sobrestima el esfuerzo, la comodidad puede arruinarlo todo.

Deporte VS hogar

Es cierto que no todo el mundo tiene tiempo para ir al gimnasio o a una clase colectiva. Así que puede parecer sensato buscar la actividad física donde se pueda. Por qué no, siempre que no se engañe sobre el esfuerzo que supone. A modo de comparación, 30 minutos de pasar la aspiradora o barrer queman unas 130 calorías, mientras que 30 minutos de bicicleta a ritmo constante queman 400 calorías. Lo mejor es incluir una amplia gama de actividades físicas en su programa de ejercicio. Hacer las tareas domésticas no suele ser suficiente, así que lo mejor es combinarlo con actividades deportivas tradicionales como correr o saltar a la comba…

Siempre hay tiempo para hacer fitness en casa

A menudo la excusa de la falta de tiempo es un pretexto, porque hacer unas cuantas sentadillas a la semana en tu habitación no lleva mucho tiempo, por ejemplo. Hacer ejercicio en casa no lleva nada de tiempo. Además de no tener que salir de casa, es muy fácil hacer un microentrenamiento por la mañana o mientras se prepara la cena. Numerosos accesorios de peso corporal (barras de dominadas, mangos de flexiones, etc.) o elásticos de resistencia permiten realizar una sesión completa y eficaz con muy pocos recursos. Hacer ejercicio en casa está al alcance de todos y una buena sesión de entrenamiento en casa es mucho más eficaz que limpiar.

Si de verdad quieres convertir las tareas domésticas en una actividad física constante para adelgazar, la única solución es realizar las tareas domésticas llevando sudaderas. Así maximizarás el esfuerzo (consulta nuestro artículo sobre el chándal) y ayudarás a quemar más calorías al tiempo que aumentas la sudoración y facilitas la pérdida de grasa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia. Continuar navegando por este sitio implica su aceptación.